¿Cómo hacer una reforma sin perder la cabeza?

Realizar una reforma no es fácil: hay polvo, ruido, molestias, decisiones que a veces son difíciles, mucho tiempo y dinero invertido… Es por ello que os voy a dar 7 claves para despreocuparse de ella y seguir durmiendo por la noche:

  1. El contratista:

Hemos solicitado varios presupuestos y no sabemos a quien elegir. ¿Qué puedo hacer?. Esta es una decisión importante y no podemos ir a la última página y ver cual es el más barato porque cada propuesta ofrecerá una solución diferente y más o menos completa. Deberemos buscar alguna partida -trabajo- que sea similar y ver su precio unitario. Seguramente sea bastante similar. ¿Entonces? ¿Qué hacer? El dinero marca mucho, pero deberíamos elegir el que mayor confianza te haya dado y transmitirle nuestro presupuesto para que nos aconseje que calidades elegir, que trabajos son necesarios y que otros podemos hacer más adelante. Un verdadero profesional podrá explotar vuestro proyecto al máximo.

  1. El contrato:

Cuando ya hemos elegido al profesional con el que vamos a realizar la reforma debemos firmar un contrato donde se detallan exhaustivamente los trabajos a realizar, así como las cantidades a pagar y sus fechas. Además hay algunos profesionales -como nosotros- que indicamos las fechas de inicio, final y duración de las obras junto con otras cláusulas como la indemnización en caso de retraso.

  1. Profesionales:

Hay gente manitas capaz de realizar cualquier trabajo e incluso dejarlo bien, pero no son profesionales experimentados y con las herramientas necesarias. Pensarás: si, pero si me lo hace bien y me cuesta menos… La verdad es que parece un pensamiento lógico, pero un profesional no solo necesitará menos tiempo para ejecutarlo, sino que además, si hace una cosa no puede hacer las suyas. Desgraciadamente esto desemboca en retrasos, lo que significa más polvo, ruido, molestias,…

  1. Dirección de la obra:

Cuando intervienen varios oficios hay que coordinarlos perfectamente para que no haya retrasos. Además es importante proyectar todo el trabajo junto con las soluciones/necesidades de cada uno de los profesionales para que el trabajo realizado no sea en balde, con su correspondiente retraso y parcheado.

Este trabajo lo conoce perfectamente el director de obra que se encargará de dar las indicaciones necesarias, resolver los imprevistos sobre la marcha y controlar las calidades y terminaciones de los trabajos.

  1. Pagos:

Como hemos explicado, es conveniente que estos pagos consten en el contrato, pero siempre podremos solicitar una certificación de los trabajos ejecutados para chequearlos con las cantidades entregadas.

  1. Papeles = Garantia:

Es importante contar con profesionales, no solo para asegurarse la correcta realización de los trabajos, sino que además estas personas estarán al corriente de pagos, seguros y otras obligaciones. Esto dará confianza y garantizará los trabajos.

  1. Mantenimientos

Ahora que ya podemos disfrutar del resultado de la reforma hay que realizar un mantenimiento preventivo que nosotros mismos podremos realizar o -si es más complicado- a través de la empresa que hemos contratado. Esto no solo mantendrá la garantía, sino que ayudará a que podamos disfrutar de ello durante más tiempo.

 

Si tienes un proyecto entre manos puedes contar con nuestros servicios. Contamos con todos los profesionales que puedas necesitar y los mejores técnicos para maximizar y rentabilizar su inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *